lunes, 10 de octubre de 2016

TORTAS DE ACEITE Y ANÍS PARA #ELHÁBITOSÍHACEALMONJETS



Bien, llegados a este punto y viendo mi ritmo de publicaciones actual, he pasado de sentirme como una niña friki de la cocina que intenta llevar un blog de la manera más decente posible, a sentirme como San Andrés, "ese que viene una vez al mes" (chicas, ya sabéis a lo que me refiero)... 
No os engañéis, no hay ni habrá ninguna otra ley más científica y más cierta en este mundo que la Ley de Murphy. Porque si el señor Murphy pudo demostrar en su momento que la tostada se te va a caer siempre del lado de la mantequilla, ¿Que pasa cuando Miss Debora se pone a preparar alguna publicación para subirla al blog? Pues exactamente lo mismo, que acaba pringando todo el suelo de la cocina de mantequilla (qué metafórico me ha quedado eso...).
¿El último lío en el que me he metido? Ni más ni menos que en el maravilloso mundo de las clases extraescolares. Ya os podéis imaginar la situación: 5 de la tarde, un aula, una pizarra, un libro de inglés y 14 niños de entre 8 y 11 años agotados después de haber estado todo el día de clase en clase, parando sólo para almorzar... Casi nada. 
Pero bueno, confieso que después del "sustillo" del primer día (parece que no, pero tener a tantos ojos a la vez mirándote, preguntándote y esperando a que les des algo para hacer impone, y mucho), poco a poco me va motivando más el hecho de tener que hacer "mis deberes" y prepararles actividades pensando en cómo motivarles y en cómo hacer que aprendan y se lo pasen bien a la vez. De momento parece que vamos por buen camino, a ver si sigue igual hasta final de curso y me gano la etiqueta de profe molona :P En fin, soñar es gratis, y vamos a lo que vamos, que siempre me lío...
Como os contaba, por una cosa o por otra siempre termino yendo muy justa de tiempo. Por lo menos ya he aprendido la lección, y cuando quiero y veo que puedo aportar mi granito de arena en alguna colaboración, reto, iniciativa, etc., intento planificarme con un par de días de margen y casi siempre agradezco haberlo hecho.
Como cada mes, llegados el día 10, un grupo de bloggers la mar de majetes nos damos cita virtual para participar en la iniciativa de La Cocina Typical Spanish publicando una receta tradicional de nuestro país. 
Klerit, autora del blog Código Secreto 208 ha sido nuestra anfitriona de este mes y nos ha querido transportar virtualmente a las cocinas de los conventos y los monasterios de nuestro país y descubrir así las delicias que se preparaban y se preparan en esos benditos lugares... ¡Y tan benditos!
Confieso que este mes he disfrutado de lo lindo con un reto tan "divino", y es que me matado unos cuantos pájaros de un tiro: Por  fin he ido a Caelum, una pastelería-cafetería de Barcelona dedicada única y exclusivamente a los dulces de convento a la que me moría de ganas de ir desde hacía mucho tiempo; He aprendido un montón de cosas gracias a todo el contenido que hemos ido compartiendo entre todos los participantes a lo largo del mes; He preparado una receta que tenía pendiente también desde hacía mucho y, para rematar, ha sido un éxito rotundo en casa. Por mi, reto más que superado :)
Sé que las tortas de aceite y anís son un dulce muy conocido y que quizás no se considere una receta de convento como tal, pero aparecen en los recetarios de muchos y yo, que he tenido oportunidad en más de una ocasión de probar las tortas de aceite hechas por monjas, os puedo asegurar que no tienen nada que ver con las que compramos en el supermercado... ¡Espectaculares, deliciosas, puro vicio! Tan crujientes, tan dulces y tan aromáticas que cuesta comerse sólo una. Aunque bueno, se puede decir que es uno de esos "caprichos sanos", pues son 100% mediterráneas, con un buen aceite de oliva, sin huevos y sin lácteos. Por rizar un poco más el rizo y hacerlas un pelín más beneficiosas para mi, las he preparado con harina integral, cosa que no ha alterado el resultado en absoluto. 
Por supuesto, no son 100% auténticas y no me han salido perfectas, pero le he puesto mucho cariño y a nosotros nos han sabido a gloria. 
Como no podía ser de otro modo, aprovecho para dedicárselas a mi yayo, que en paz descanse. Rara era la tarde en la que el hombre, ya bien almorzado y con el cansancio acumulado de haber estado toda la mañana trabajando en el huerto y de haberme cuidado, no se tomara su café con leche y su torta de aceite. Él con lo suyo y yo con mi pan migado en leche con cacao, eran las mejores meriendas del mundo mundial.
Sin más, os dejo los ingredientes y la preparación:




Ingredientes (para unas 12 tortas):
- 100 gr harina de trigo integral
- 50 ml agua templada
- 25 gr aceite de oliva virgen extra
- 1/2 cucharada de anís en grano
- 1/2 cucharada de ajonjolí (sésamo)
- 5 gr levadura seca de panadería
- 1 cucharada sopera grande de anís dulce
- 30 gr azúcar + un poco más para rebozar
- 1 piel de un limón y/o una naranja
- 1 pizca sal

- Para empezar, ponemos en un cazo a fuego más bien bajo el aceite con la piel del limón y/o la naranja (o ambos) y templamos hasta que humee un poco. Entonces retiramos del fuego, añadimos el anís en grano y dejamos infusionar hasta que enfríe por completo, momento en el que retiraremos la piel de la fruta. Reservamos.
- En un bol grande mezclamos bien la harina, la sal, el azúcar, el sésamo y la levadura. Añadimos entonces el agua, el aceite frío y la cucharada sopera de anís dulce y amasamos bien hasta formar una bola de masa que no se pegue a las manos. Dejamos reposar la masa dentro del bol tapada en un lugar cálido hasta que doble su tamaño (1 y 1/2 hora más o menos).
- Antes de continuar, encendemos y precalentamos el horno a 210 ºC, calor arriba y abajo.
- Pasado este tiempo, enharinamos un poco la superficie de trabajo y volvemos a amasar para desgasificar un poco la masa.
- A continuación, vamos cogiendo bolas de masa en función del tamaño en que queramos las tortas y las aplanamos todo lo que podamos. Podemos ayudarnos de un rodillo.
- Seguidamente, colocamos las tortas planas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y las espolvoreamos con un poco de azúcar.
-  Horneamos las tortas a 210ºC durante 10-12 minutos, o hasta que estén doraditas al gusto.
- Retiramos el horno y dejamos enfriar por completo antes de consumir.




Notas:
- Al salir del horno puede parecer que estas tortas aún están un poco blandas, pero se terminan de endurecer al enfriarse y quedan muy, muy crujientes, sobretodo si conseguís que os queden finitas.
- El toque de la piel de los cítricos es algo que va muy a gustos: Hay quien le pone limón y naranja, o sólo limón, o sólo naranja, o le añade un poco de ralladura a la masa... Quedan unas tortas deliciosas de todos modos.
- En una caja de metal apta para guardar galletas o incluso en un táper, estas tortas se conservan crujientes 4-5 días. A partir de ahí empiezan a ponerse un poco blandas, pero mojadas en el café o en la leche están ricas igual.




Y esto es todo, por ahora.
Mantengo mi promesa de pasarme por vuestros blogs y disfrutar con todo lo rico que habéis estado cocinando estos días.
Antes de despedirme os dejo también el enlace al recopilatorio de este mes que, para variar, nos ha quedado divino, y nunca mejor dicho je je.
¡Millones de gracias por seguir ahí, y feliz semana!

47 comentarios:

  1. Hola Débora!! qué buena recetita y no parece nada complicada de hacer !! Gran propuesta

    ResponderEliminar
  2. Vaya que ricas estas tortas , me encantan.

    ResponderEliminar
  3. Pues si que estas liada , que tortas mas ricas nunca las he preparado en casa , tomo buena nota besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante Inma, pero sarna con gusto no pica :)
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me encantan estas tortas, me guardo la receta para hacerlas en breve!!! Enhorabuena por tus clases de inglés, profe molona!!! besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje Gracias Cari, estamos en ello pero la verdad es que muy contenta con mis nenes :P
      Espero ver tus tortas pronto, seguro que te salen riquísimas!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Deliciosas tortas,y finitas de vicio,llevales unas cuantas a tus alumnos y veras que .......mejoran su atención
    Muchos besitos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, pues eso no se me había ocurrido Victoria, pero lo tendré en cuenta jeje Además, hoy en día los nenes meriendan cada guarrindongada, ais... Y yo era de las que no salía de casa sin mi trozo de bizcocho casero o mi bocata, mucho más sanote.
      Gracias guapa, un abrazo.

      Eliminar
  6. Debora ya se te echaba de menos, claro ahora me explico tu ausencia, y es que "luchar" con 14 pequeños gigantes es todo un reto, jejeje...
    Seguro que tus tortas son una delicia, a mi me encantan, porque no sé si sabes que las auténticas son de Inés Rosales fabricadas al ladito de mi pueblo, y como ya te habrás dado cuenta en mi casa se compran como el pan, a diario y casi recién hechas, jejeje...
    Besos y suerte con los peques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Concha!
      Pues sí lo sé, vaya que sí, las de mi yayo tenían que venir de Écija nada más y nada menos, y no podían ser otras jeje
      Me alegra que te haya gustado mi versión, pero como las vuestras, ningunas!
      Y de los nenes qué te voy a contar, de momento están controlados, cruzaremos los dedos porque siga siendo así jejeje
      Un beso guapa.

      Eliminar
  7. Seguro que acabas siendo la profe "molona", jejeje.
    Un clásico es lo que son estas tortitas, muy adictivas y deliciosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje con sobrevivir al curso me conformo Ana.
      Estás invitada a un par de tortas, por supuesto.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Que ricas! No sabía que estos dulces tenian su origen en los conventos. Te han quedado estupendas! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Maria José, otra delicia monacal.
      ¡Un abrazo, y gracias!

      Eliminar
  9. Debora....has vuelto con unas tortitas deliciosas. ¡Qué olorcito debía hacer la cocina! MMmmmmmmm......
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un olor delicioso Olga! Sólo por eso merece la pena prepararlas :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  10. Qué ricas estas tortas, yo también he preparado tortas para este reto, pero de Alcázar. Éstas me las apunto porque tienen muy buena pinta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tuyas son deliciosas Rebeca, a mi me pirran mojadas en café o en cola-cao :)
      Un beso guapa.

      Eliminar
  11. Unas totras de lo mas divinas! Un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola, pues a mí me parecen deliciosa, qué ricas. No te preocupes por ausentarte , nosotras esperamos tu aparición, con la que disfruto mucho. Catorce, son muchos jajajaj!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los profes suelen tener a 25 por clase, así que para empezar puedo considerarme afortunada jeje.
      Y las tortas te las recomiendo sin duda alguna.
      Un beso Elisa, y gracias.

      Eliminar
  13. Hola Debora. Ya veo que apenas te queda un momento libre a lo largo del día jj y a pesar de ello sacas tiempo para darnos a conocer tus estupendas recetas.
    Seguro que en esa nueva actividad de la tarde quedas muy contenta, aunque cansada, porque sentirse el foco de atención de unos niños con ganas de aprender es una sensación estupenda.
    Leyéndote veo que has entrado en un lugar conocido para mí, si no me equivoco está en o muy próximo a una bifurcación de calles del casco antiguo no?. Pasaba por allí muy a menudo ya que esa calle estaba cerca de mi trabajo. Unas veces iba por las Ramblas y otras por esa hasta salir a plaza Cataluña. Bueno me estoy alargando jj así que corto.
    Me encantan estas tortas de anís aunque nunca las he hecho. Suelo comprar muy a menudo las de una marca que ya comía cuando era mucho más joven jj y de eso hace ya mucho.
    Ten por seguro que aunque no sean la receta original me comería unas cuantas porque no dudo de que tienen que estar muy ricas.
    Que no te canses mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, y yo encantada de reencontrarme con vosotros cada vez que puedo, y así lo seguiré haciendo hasta que el cuerpo aguante jeje
      En casa también solemos comprar estas tortas, supongo que de la misma y conocidísima marca que en la tuya, pero la verdad es que preparar y degustar unas 100% caseras es muchísimo más satisfactorio.
      Como siempre, gracias por tu apoyo, es un placer leerte.
      Besos!!

      Eliminar
  14. M'has fet tornar ganes d'anar a Caelum -quins dolços més bons i "contundents"... I les tortes sempre les he comprat de la mateixa marca al supermercat i segur que no tenen ni punt de comparació amb les fetes a casa!! Ja en menjaria jo un parell...o tres! Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, jo també sóc fidel a una marca, i segurament és la mateixa, doncs estàn força bones, però els dolços casolans sempre seràn els dolços casolans jeje
      Estàs convidada a un parell i a un café a Caelum! jeje
      Petons!

      Eliminar
  15. Pues tienen una pinta buenísima estas tortas de aceite y anis, a mi también me ha encantado este mes el reto.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, la verdad es que ha sido estupendo participar, como siempre :)
      Un beso.

      Eliminar
  16. En instante con un tazón de té e imaginándome estas galletas. Me las apunto para pronto en casa. Un abrazo Profe Molona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje di que sí, buen plan para la merienda.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  17. Seguro que esos niños te tienen mucho aprecio porque debes ser "una profe " estupenda. Este tipo de tortas aquí donde vivo son bastante típicas y están muy ricas, yo creo que te han quedado bastante bien. Un beso y fuerza para la semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, y tanto Magda, en Sevilla las hacéis deliciosas!
      Gracias por tus ánimos y por tu visita, siempre es un placer verte por aquí :)

      Eliminar
  18. Hola guapísima!!!

    Cuánto tiempo sin pasar por tu cocina, qué ganitas tenía ya de leerte, te echaba de menos!

    Y qué alegría me da saber que estás de profe de inglés :D Seguro que te va a ir genial, ya verás, enseguida te los ganarás y te harás con ellos, seguro que no han conocido a una profe tan guay como tú. Yo también soy profe de inglés en un cole, así que si necesitas cualquier cosa me lo dices ;)

    Y qué decirte de tus tortas de aceite, te han salido divinas, y fíjate que si te recuerdan a tu yayo a mi me recuerdan a casa de mis abuelos, porque allí nunca faltaban estas tortas, las famosas tortas de Inés. Recuerdo que abriera el armario que abriera siempre había alguna tortita por ahí asomando.

    Bueno guapisima, espero venir más a menudo, que también me parezco ya a San Andrés, jaja!
    1 besote enorme cielo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy uy uy, y yo que no había caído en eso... ¡Help meee! Jaja muchas gracias guapa, por supuesto que lo tendré en cuenta, toda ayuda es poca con los nenes.
      Me alegro de que te gusten las tortas, ya veo que te traen tan buenos recuerdos como a mi :)
      Otro besote para ti!!

      Eliminar
  19. Estas tortitas caen seguro, me as dejado muy contenta y eso solo de verlas.Bssss guapi.

    ResponderEliminar
  20. Qué delicia, Debora querida... Me encantan las recetas llenas de recuerdos y de amor!! Mucha mucha suerte en este nuevo proyecto, esos pequeñuelos no podrán contigo, te ganarás el título de profe molona, seguro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si veo que pueden, les llevo una tanda de tortas, así me los gano seguro!! Jeje
      Tailoveyuuu

      Eliminar
  21. Hola guapa, a estas tortas les tengo muchas ganas, están deliciosas!! pronto me pondré con ellas!! Te han quedado estupendas!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te quedan deliciosas Julia, espero verlas pronto :) un abrazo.

      Eliminar
  22. Débora, ahora entiendo por qué te veía tan poco, mujer. Es que estás complicada; pero, de las complicaciones lindas con tus alumnos, tu trabajo, la poca coincidencia de horarios con tu marido y las ganas de pasarla juntos cuando finalmente coinciden, en lugar de estar cocinando y sacando fotos para publicar. En fin, tal vez, más adelante, podamos verte más seguido por aquí y disfrutar de tus recetas como estas tortas que son toda una delicia. Te han quedado muy bonitas y sabrosas. Me encantan.
    Te mando un beso grande, me llevo un par de tortas (porque con una sola no me alcanza...) para el camino y te deseo mucho éxitos en todo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchas gracias por tus palabras linda! De momento sigo ocupada, y por supuesto que tengo que priorizar, así que primero las cosas realmente importantes y luego todo lo demás, si hay tiempo y con mucho gusto, claro :)
      Espero que disfrutaras de tus tortas virtuales, yo te recomiendo al 100% que las pruebes.
      Un abrazo grande, y feliz domingo!

      Eliminar
  23. Casi, casi, puedo veros a tu abuelo y a ti poniéndoos las botas en un momento tan dulce :) ¡Qué recuerdos tan entrañables! Seguro que habría dado buena cuenta de estas tortas tan ricas :)

    ResponderEliminar