miércoles, 4 de noviembre de 2015

EL ARROZ CON LECHE DE MI MADRE PARA EL III #DÍADELDULCETS



¡Por los pelos!
Jolines, con lo bien que iba últimamente, sin pausa pero sin prisa, y llegando a todo... En fin, vuelta a escribir e intentar conseguir unas fotos medio decentes a última hora... Como dice mi madre, "La cabra siempre tira al monte, tarde o temprano".
En un abrir y cerrar de ojos nos hemos plantado en noviembre y, como cada mes, llegan propuestas de lo más interesantes y variadas para los diferentes retos, iniciativas y demás de la blogosfera culinaria. Son muchas y muy chulas, y ojalá pudiera llegar a todas las que me gustan, pero el tema de la clonación humana todavía hace aguas y es muy cara y, lo más importante, los días no han pasado a tener 30 horas (todavía), así que mi doble no editará las recetas por mi mientras yo duermo plácidamente ni me veo capaz de sacar tiempo de ningún otro lado.
De hecho, para la iniciativa de La Cocina Typical Spanish de este mes, en la que se nos pedía preparar una receta dulce típica de nuestro país, no la he preparado yo, pero aquí está. Os cuento: Sea por sabor, sea por salud, sea por economía, o sea por lo que sea, en casa siempre nos han tirado mucho más los postres y dulces caseros que los industriales. De hecho, junto a los macarrones boloñesa, las recetas dulces fueron las que primero aprendí de mi abuela y de mi madre y las que, hoy en día, sigo poniendo en práctica en casa: roscas de limón, yogures de sabores, bizcocho de yogur... y el arroz con leche. Qué cosa más rica, por favor... Raro era la semana que mi madre no preparaba una olla hasta arriba de arroz con leche con la intención de que durara hasta el fin de semana y no llegaba ni al miércoles. Claro que, teniendo en cuenta que la comíamos de postre, para merendar e incluso para cenar (yo era de las que cenaba solamente un bol enorme de arroz con leche y me quedaba tan a gusto), no era de extrañar... Al final, siempre terminaban por caer un par de ollas por semana.
A mi madre le sale un arroz con leche de esos cremosos, de grano suelto, que no empalaga en absoluto, con muchísimo sabor a canela y limón y que está incluso más rico de un día para otro. ¿El secreto? Mucha paciencia y buenos ingredientes, sin más.
Aprovechando que hace un par de días bajé a casa de mi madre, que había preparado arroz con leche y que, para variar, me ofreció un bol, no he visto mejor momento para que vea la luz. 
Un postre muy nuestro y que no falta en (casi) ninguna casa y al que cada madre, abuela, tía o quien sea, le da su toque particular y delicioso. Porque, de acuerdo, en los últimos años se habrá extendido por todo el mundo y habrán surgido mil y una formas de hacerlo (con yemas, con panela, con leche condensada, con vainilla, con chocolate...), pero los clásicos son siempre los que perduran y los que nunca, nunca, nunca fallan.
Espero que os guste:






Ingredientes (para 4-6 personas):
- 150 gramos de arroz redondo
- 1 litro de leche entera de vaca (si es fresca, mejor)
- 200 ml de agua
- La piel de 1 limón
- 1 palo de canela
- 150 gramos de azúcar blanquilla
- Una pizca de sal
- Canela en polvo, opcional

- Para empezar, ponemos el agua en una cacerola a fuego medio y cuando empiece a hervir añadimos el arroz. Lo dejamos hervir unos 10 minutos.
- Cuando el arroz empiece a secarse, añadimos la piel del limón, la canela partida en dos, la pizca de sal, la leche y el azúcar. Bajamos el fuego casi al mínimo y dejamos cocinar de 45 minutos a 1 hora, removiendo cada 5 minutos.
- Una vez el arroz esté tierno y la leche cremosa, retiramos del fuego, le quitamos la piel de limón y el palo de canela, y lo colocamos en recipientes individuales. 
- Dejamos enfriar antes de servir. Podemos espolvorearlo con un poco de canela molida.




Notas:
- En vez de con canela molida, también podemos servir el arroz espolvoreándolo con un poco de azúcar y quemándola en el último momento para conseguir ese toque crujiente y delicioso.
- La cantidad de azúcar siempre será relativa, pues hay quien prefiere el arroz con leche más dulce o menos dulce. Bastará con probarlo. 
- Merece la pena usar una buena leche, a ser posible fresca y de vaca, o entera y de calidad en su defecto. El resultado es mucho más bueno.


Espero que os guste mi propuesta, y os invito a no perderos las del resto de participantes para el #díadeldulceTS. Os dejo el enlace al recopilatorio:
http://lacocinats.blogspot.com/2015/11/recopilatorio-diadeldulcets.html

¡Mil gracias por seguir ahí!


42 comentarios:

  1. Hola debora, me encanta el arroz con leche, lo podria comer a todas horas, me das un poco? jajajja, un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marchando un bol para La cocina de Masito!! jeje
      Gracias guapo.

      Eliminar
  2. Es que el arroz con leche está tan tan tan rico...

    Muchísimas gracias por tan rica aportación al #DíadeldulceTs!

    ResponderEliminar
  3. Se hace la boca agua solo de verlo, en casa es un postre que nos encanta y siempre lo espolvoreamos de canela, tengo ganas de probar con una capa de azúcar quemado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya son dos casas Ana, es coger la olla, la cuchara y no saber parar.. ais, riquísimo.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Toda la razón. Como el arroz con leche de una madre o una abuela ¡no hay ninguno! mira que cuesta cogerle el mismo punto que ellas le dan ¿eh?

    A mí antes no me gustaba demasiado pero ahora me apetece un montón siempre que voy a casa de mi madre y lo veo en la nevera y el pasado verano ha sido uno de mis postres estrella, que con el embarazo me apetecían pocas cosas dulces.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un antojo delicioso Cuca, di que si!
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  5. no me gusta...me encanta el arroz con leche!! estupendo te ha quedado!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arroz con leche de las mamis, el mejor!! Un beso Julia.

      Eliminar
  6. Debora ,una receta de las más clásicas de nuestras casas.......a mi me encanta el arroz con leche tierno pero sin que se deshaga y cremoso con su canela molida por encima.......Vamos como los de casa!!!!
    Feliz semana y Besitos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces ya somos dos, y con mucha canela, por favor!! jeje.
      Un beso guapa, y gracias.

      Eliminar
  7. Este es el postre preferido de mi marido! se ve divino!
    besos

    ResponderEliminar
  8. Muy rico, sabes? Tu madre lo hace igual que la mía, una delicia de arroz!!Un beso guapa !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces el de tu mami debe estar de rechupete!! Como el arroz con leche de las mamis, ninguno.
      Un beso Elisa.

      Eliminar
  9. Que rico el arroz con leche, las madres siempre lo saben hacer genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre de dan ese toque que no termina de salirte a ti, verdad? Espero que mis futuros hijos piensen lo mismo de mi... jejeje
      Un beso Natalia!!

      Eliminar
  10. En casa también somos de dulces- comida casera, cuanto menos precocinado mejor y es que el sabor no tiene nada que ver. El arroz con leche a mi me gusta mucho pero cierto es que no lo suelo preparar y de hecho no tengo ninguna receta publicada... mira por donde aquí encuentro una buena propuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate ya porque merece la pena Magda. Yo hasta hace dos años que me fui a vivir fuera, nunca había probado el arroz con leche que venden ya hecho, y no creo que vuelva a hacerlo jaja Nada que ver, casero mucho mejor.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Uno de mis postres favoritos!!! Me encanta!! No puedo parar de tomarlo... en serio, cuando veo una fuente delante, es una cucharada tras otra.
    Te ha quedado con una pinta estupenda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos!! Por eso lo pongo en bols individuales, porque sino es un no parar!! jeje
      un beso.

      Eliminar
  12. Hola Debora, el arroz con leche es un postre que me encanta y siempre triunfa en casa. La receta de tu madre me parece estupenda, estará riquísimo este arroz. Yo tengo pendiente publicarlo pero con la envidia que me has dado seguro que caerá prontito. Muy rico, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues genial Alicia, estaré pendiente de tu arroz con leche :P
      Un beso.

      Eliminar
  13. Un postre clasico de mis preferidos, se ve delicioso!
    Bs!

    ResponderEliminar
  14. Es que las madres como hacen las comiditas no hay nadie y eso sí no haya mas que ver el arroz con leche que as puesto tan bueno. Bssss cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mamis las mejores Doris, seguro que tu hijo piensa igual jeje
      Un beso.

      Eliminar
  15. Que rica chica, yo que no soy capaz de que me salga bien el arroz con leche, da igual la receta que haga nunca me queda bien eso si tengo en el blog una tarta de arroz con leche que me quedo olee ¿a que soy rara? jajajaja besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pues si que es raro si, pero no dejes de intentarlo :)
      Un beso.

      Eliminar
  16. Me lo has recordado hace mucho que no lo como, y es un postre que me encanta,y con la TH no da perece hacerlo, a ti te ha quedado genial, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso tiene fácil solución Adita, y más con la TH.. ¡A arrocear! :P
      Un beso.

      Eliminar
  17. Hola cielo, pensaba que ya estaba de seguidora, disculpa, ahora ya no te escapas.
    Respecto a la receta es un dulce postre que me encanta y si es de tu madre seguro que está para repetir y repetir.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje Merche, y yo encantada de la vida de que te quedes definitivamente :)
      A mi me apasiona el arroz con leche, pero como el de las mamis ninguno!!
      Un beso.

      Eliminar
  18. ¡Ay qué ver! Seguro que nos leen y no comprenden lo de intentar unas fotos decentes a determinadas horas del día, jajaja. Yo sí te comprendo. No te haces a la idea las ganas de arroz con leche que me han entrado tras leer lo de las ollas que prepara tu madre. Hace muchísimo, y mira que me gusta, que no lo como.
    Las fotos, al final, quedaron perfectas y el arroz tiene una pintaza...
    Gracias por tu aportación al #DíadeldulceTS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja la vida de blogger culinaria es muuuuy Dura Chus :P Gracias a ti por visitarme, es un gustazo aportar mi granito de arena :) Un beso.

      Eliminar
  19. que buena pinta tiene el arroz con leche de tu mami. Un beso para ella y otro para ti por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Klerit, es un placer poder compartirlo :)

      Eliminar
  20. Yo es un de los postres que más recuerdo de pequeña, el arroz con leche , y las natillas con galletas. Y es que antes de postres industriales, pocos! Creo que nunca he hecho arroz con leche en casa. A ver si me pongo a ello, con tu receta. Eso sí, de limón no se si pondré, pues odiaba cuando me tocaba el cuenco con la piel de limón. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues basta con retirar la dichosa pielecita antes de dejarlo enfriar Anna :) Las natillas tampoco faltan en casa, nos encantan.
      Un abrazo.

      Eliminar