lunes, 9 de noviembre de 2015

MAGDALENAS DE CHOCOLATE Y CASTAÑAS




Domingo, ay domingo...
Domingo, un día de esos para reflexionar, para prepararse y afrontar mejor la semana que comienza en unas horas; Un día para descansar de la rutina, disfrutar de la tranquilidad y del ambiente familiar: Un día para quitarse todo el estrés posible dando un largo paseo, sea por donde sea, o pasar la jornada en el campo, con los amigos, con la familia, o con ambos; Un día de esos que no queremos que terminen nunca, el mejor día de la semana para vivir y darnos un respiro...
No soy católica ni nada por el estilo, pero más de una vez he oído eso de "Dios hizo el mundo en seis días y el séptimo descansó", así que nosotros, insignificantes humanos, no somos quien para ir en contra de este hecho, tanto si creemos en ello como si no, ¿No os parece?. A veces es interesante y conveniente conocer cuál fue el origen y significado de los días de la semana y darle la importancia y el valor que realmente se merecen... o que nos sirva como excusa, qué más da, porque dedicar un día entero a pasarlo en familia, a sentarnos alrededor de una mesa y compartir desayuno, comida,merienda o cena, a CONVERSAR (si, irónicamente en la era de las tecnologías y de la información, nos hace más falta que nunca), a recordar buenos momentos y hasta a hacer planes de futuro... Si se tiene la oportunidad, los domingos son para disfrutarlos.
Desde que empecé a trabajar más establemente, mis fines de semana han brillado por su ausencia. Literalmente, no he podido considerar el día de la semana que era para tener que prepararme el táper la noche anterior, levantarme a las claras de la mañana con el tiempo justo y pasarme la mitad del día corriendo de arriba para abajo. Por eso, ahora valoro y aprovecho mucho más mis días libres, especialmente si caen en fin de semana, pues eso significa que puedo compartirlos con algunas de las personas que más quiero y que siguen teniendo horarios "normales" con sus días libres "normales" y sus planes de domingo "normales": Dormir hasta tarde, desayunar tarde pero contundente, salir a pasear, comer en algún restaurante quizás, tarde de peli y sofá, o de consola...
Este domingo he tenido el día libre y he podido disfrutar de él. Si, limpié el polvo, puse una lavadora, hice la cama, barrí.. Pero también dormí un rato más, me dí un baño relajante, me pasé la tarde tirada en el sofá a base de tele y libro... y cociné. Me encanta meterme en la cocina sin prisas, sin preocuparme por si comemos un poco más tarde o no, sin una idea fija y muchas otras en mente sobre lo que voy a preparar, y disfrutando de los aromas y sabores mientras lo hago.




Empecé por el desayuno, que me apetecía hacerle honores al término "desayuno de domingo"... Tirando de recetario básico (nada de experimentos y nada de sustos, que teníamos mucha hambre), y de despensa (ya sabéis lo que me gusta a mi el otoño y su cesta de la compra), salieron estas magdalenas de chocolate y castañas. Son unas magdalenas igual de dulces, jugosas y esponjosas que las originales, pero con un aroma y sabor a chocolate muy potente y un regusto a castañas que nos gustó mucho, tanto que para la próxima aumentaré la cantidad de castañas que le añadí a la masa.
Con dos tazas de café con leche recién hecho, disfrutamos de un desayuno en pareja, sin prisas y muy muy rico.
Os dejo los ingredientes y la preparación:




Ingredientes (para 6-8 magdalenas):
- 1 huevo tamaño XL
- 60 gramos de harina integral
- 60 gramos de castañas cocidas y limpias + 3-4 unidades más
- 60 gramos de azúcar común
- 20 gramos de cacao puro el polvo
- 50 ml de leche semidesnatada
- 20 ml de aceite de girasol
- Medio sobre de levadura química

- Antes de empezar, precalentamos el horno a 190ºC, con calor arriba y abajo.
- Para empezar, le hacemos una muesca con un cuchillo a las castañas y las cocemos en una olla con agua unos 10 minutos. Las dejamos enfriar y las pelamos bien. 
- Ponemos las castañas (menos 3 unidades) en el vaso de la picadora y las picamos hasta que tenga una textura semejante a la harina.
- En un bol aparte, batimos el huevo con el azúcar, el aceite y la leche. Añadimos seguidamente el cacao y las castañas molidas y mezclamos bien.
- Sobre la misma mezcla del bol, tamizamos la harina con la levadura y mezclamos bien hasta que hayan desaparecido todos los grumos. 
- Picamos las castañas que habíamos reservado con la ayuda de un cuchillo y se las añadimos a la masa, mezclándolo todo bien.
- Colocamos los moldes para magdalenas sobre una bandeja de horno, los rellenamos con la masa hasta un poco más de la mitad, y metemos en el horno a 190ºC durante 25-30 minutos más o menos.
- Una vez hechas las magdalenas, apagamos el horno, las sacamos y las dejamos enfriar por completo antes de comernoslas.




Notas:
- Le he añadido a la mezcla unas cuantas castañas picadas a modo de "tropezones" e intensificar así su sabor, pero es algo totalmente opcional.
- Es importante que, a la hora de hornear las magdalenas, el horno esté bien caliente, pues esto hará que cojan aire y que suban mejor.
- Evitad abrir la puerta del horno al menos durante los primeros 15 minutos, pues esto puede hacer que las magdalenas bajen o que suban menos.


Espero que os haya gustado.
Aprovecho esta receta para participar en el concurso "Recetas de otoño" organizado por Corner GP a través de su comunidad de Google+. Desde aquí, muchas gracias por invitarme a participar, y felicidades a todo el equipo por una comunidad que gana adeptos día a día y por una tienda online la mar de completa y a muy buen precio.


http://www.cornergp.com/


¡Feliz inicio de semana!
Fotos: Marc RT Studios

43 comentarios:

  1. Merhabalar, hayırlı haftalar. Çok leziz ve iştah açıcı görünüyor. Ellerinize sağlık.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  2. Hola Debora ,menudo desayuno tan maravilloso has tenido,yo el tiempo me lo dí ayer en el almuerzo,con aperitivo,una carne estupenda y hasta postre,dándonos el tiempo.....sin prisas vamos un placer!!!!
    Estas magdalenas,de chocolate que me encanta ya de por si,pero con esas castañas me parece una idea estupenda
    Feliz semana y besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola guapa!!
      Si, yo también preparé unos raviolis lamar de ricos para comer, pero como el desayuno no acostumbramos a hacerlo juntos, lo disfrutamos mucho más :)
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  3. Debora , no hay cosa mas importante que valorar esos momentos con nuestra gente , son pequeños pedacitos de felicidad que nos dan fuerza siempre para seguir hacia adelante............Un desayuno fabuloso sin lugar a dudas porque estas magdalenas deben estar de toma, pan y moja ....Una combinación de ingredientes especial...... Besinos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin esos momentos sería muy difícil tirar "pa' lante", tienes toda la razón Bego... Y todavía mejor si es con dulce, no? jeje
      Besos guapa.

      Eliminar
  4. Unes magdalenes de tardor, ideals per acompanyar-les amb una beguda calenteta! avui aquí a Lleida fa dia de boira i humitat, així que m'anirien genials ;). Un petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff Eva, a Lleida fa un fred.... Beute molt gots de café o de xocolata calenta, ehhh!! jeje
      Gràcies maca!!

      Eliminar
  5. Unas magdalenas buenísimas yo tengo castañas a si que las haré esa mezcla seguro que me encanta.
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  6. Ay como te entiendo Debora. Yo adoro esos días donde no tienes más que pensar en el ahora, no existen relojes ni horarios, ni "cosas que hacer porque sí". Esos días donde tienes tiempo de pensar en tí y en lo que te apetece, y encima tienes tiempo para hacerlo.

    A veces se nos olvida de lo importante que es pasar una tarde viendo la tele, leyendo o descansando, lo que llamamos "hacer nada" porque vamos como robots, y por eso aprendes a valorar mucho más esos ratos libres donde vives más intensamente y disfrutas más del mero hecho de ponerte a hornear magdalenas, a hablar con una amiga, etc.

    Ya veo que a tí el domingo te sentó de maravilla porque nacieron estas preciosas magdalenas. Ojalá sean así todos tus domingos :) 1 besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin esos momentos sería muy muy muy complicado tirar pa' lante, verdad? :) Siempre sienta de maravilla recordarlos...
      Me alegro de que te guste mi invento nena, crucemos los dedos para que hayan muchos más domingos así jeje.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Un esmorzar de luxe! Quines magdalenes, mare meva!!! M'ha agradat molt la reflexió que has fet sobre els diumenges....
    Petons i bona setmana,
    Olga

    ResponderEliminar
  8. Qué ricas las castañas y en todo tipo de recetas. estas magdalenas me parecen espectaculares, una delicia!! Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé que tienen, pero las castañas son adictivas Elisa jaja
      Un beso.

      Eliminar
  9. Que ricas con castañas no las he comido , me cojo tu receta besitos

    ResponderEliminar
  10. Son unas magdalenas muy otoñales y deliciosas, me gusta la idea de los tropezones, mucho más sabrosas. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Estas magdalenas están de lujo nena!! chocolate y castañas no podrían combinar mejor, se ven para comer una detrás de otra y otra más. Qué bueno que has tenido el domingo libre para preparar estas delicias ;)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo bien que entran Maribel!! jeje tienes razón, para no parar, aunque empachan un poco.
      Gracias por visitarme :)

      Eliminar
  12. Hola Debora, qué ricas y qué buen aspectos tienen tus magdalenas. Me ha encantado que uses castañas pues son un fruto estacional que, a veces, solo aprovechamos haciéndolas al horno, pero que podemos usar en más ocasiones creando exquisiteces como la tuya. Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si Pilar, las castañas dan para mucho, tanto en recetas saladas como dulces.
      Me alegra que te guste mi invento magdalenero :)
      Un beso.

      Eliminar
  13. Una buena mezcla a las castañas les va el chocolate en cantidad y siempre resulta muy rico. Me encantan tus madalenas. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Veo que has disfrutado a tope tu domingo, de forma relajada pero haciendo lo que más te gusta.

    Combinar chocolate y castañas siempre es una buena idea, si además lo haces en forma de magdalena ya es sinónimo de éxito seguro.

    Por cierto, hoy es miércoles y ya queda menos para el próximo domingo, espero que también libres y hagas lo que te apetezca!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, aún queda un empujoncito para el domingo Javier, pero el que no se consuela es porque no quiere jeje
      Muchas gracias por tu visita y por tus palabras, espero que tu también tuvieras un finde estupendo.
      Abrazos.

      Eliminar
  15. chocolate y casta~nas en esta delicia de magdalenas, mmm! Solo pueden ser un triunfo!
    bs!

    ResponderEliminar
  16. Hola Debora. Una receta con uno de los ingredientes que mejor casan con esta estación, el otoño, aunque por el momento no lo parezca por las temperaturas que estamos teniendo jj.
    Si ya las castañas, de por sí, están ricas acompañadas de otro ingrediente no menos festivo como es el chocolate forman una pareja de esas a las que nadie puede olvidar. Unas magdalenas que tiene que estar de rechupete.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Una pareja deliciosa Juan!!
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  17. Ummm que buenas!!! Con castañas y chocolate una delicia.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  18. Admiro que a pesar del poco tiempo del que dispones, te queden ganas de seguir con el blog. Yo no sé si podría porque el tiempo ya no me da para nada más... pero es verdad que cocinar relaja y te han quedado unas magdalenas fantásticas!!
    Un beso guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si es verdad que a veces cuesta Nuria, pero con la ayuda de mi chico y un poco de ganas, el blog ha pasado a formar una parte importante de mi vida y me aporta muchas cosas buenas :)
      Gracias por tus palabras. Besos.

      Eliminar
  19. Les castanyes fins ara només les he menjat cuites. Amb aquesta recepta de magdalenes tan senzilla, m'animaré a incorporar-les també a les receptes dolces. I és que tan quedat unes magdalenes tan irresistibles...! Per cert, suposo que en lloc de castanyes senceres també es pot fer servir directament farina de castanya, oi? Un petonet!

    ResponderEliminar
  20. Yo me las comería con un tazón de chocolate bien caliente y que nadie se atreva a pedir ni una miga jajaja. Tienen una pinta muy buena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Que buenas deben de estar estás magdalenas, y que originales!!! Besos!!

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué vivan los domingos en los que sólo tenemos que preocuparnos de hacer lo que más nos apetezca! Y si es hacer magdalenas, pues a ello. Estas de chocolate y castañas tienen que estar de rechupete. Yo lo he probado parecido en brownie y muy, pero que muy rico. Para repetir. Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Que rico se desayuna el domingo con estas magdalenas y sin prisa.besinos

    ResponderEliminar
  24. Chocolate y castañas, una combinación sensacional!

    ResponderEliminar