lunes, 4 de enero de 2016

¡AQUÍ NO SE TIRA NADA!



Lo dije y lo vuelvo a repetir: ¡Feliz año nuevo a todos!
¿Cómo se os presenta el 2016? ¿Muchos planes, proyectos, cambios... o quizás nada de eso? Porque, si ya nos satisface la manera de cómo transcurren nuestros días (un enorme privilegio, por cierto), ¿por qué no seguir en la misma línea para que todo nos siga yendo igual de bien, o incluso mejor? Apuesto a que muchos de vosotros (entre los cuales me incluyo), recibís el año como lo que realmente es: el avance de un día para otro de una forma un poco más festiva, sin mayor diferencia. Lo que cuenta es celebrar con los nuestros que la vida sigue, y renovar las fuerzas y los ánimos necesarios para continuar. Obviamente, todos tenemos planes, propósitos, metas, etc., y a todos nos gusta saber que contamos con 364 días más para aspirar a todo, pero lo que realmente importa es centrarse en ello y actuar en consecuencia, nada más. El tiempo dirá el resto.
Y bien, después de esta reflexión filosófica y tostona a rabiar, me gustaría volver a recuperar un tema que ha estado y está muy presente en el blog desde sus (nuestros) inicios y que prácticamente se ha convertido en una filosofía de vida en mi casa: La cocina de aprovechamiento. Además, empezando enero, con las neveras y las despensas a rebosar de sobras (que si restos del asado de Nochevieja, que media caja de polvorones que amenazan con convertirse en piedras, que si unos trozos de queso que se están quedando duros y secos...) no he visto mejor momento de hacerlo.
Desde que tengo uso de memoria, la cocina de aprovechamiento ha sido un tema sagrado en casa. Lo de mi abuela, por ejemplo, es un caso aparte, porque es capaz de convertir unas sobras en un plato incluso mejor que el anterior. Mi madre tampoco se queda atrás, y yo, que todavía me queda mucho por aprender, me he criado bajo el lema "aquí no se tira nada", y cuando digo "nada" es "nada". La compra y las raciones siempre en su cantidad justa, que no falte ni sobre y, si sobra, para la cena o para convertirlo en otra receta. Así fue como le cogí el gusto a aprovecharlo todo y ahora disfruto muchísimo con ello.
Aunque sí es verdad que la tendencia de aprovechar las sobras se está poniendo muy de moda últimamente, sobretodo a raíz de la crisis económica (aunque es algo que deberíamos hacer siempre) y de las diversas iniciativas de entidades tanto públicas como privadas, las cifras continúan siendo estremecedoras: Según el Ministerio de Agricultura, en los hogares españoles desperdiciamos de media un 40% de la comida, lo que demuestra que seguimos tirando demasiada comida.
Si, lo sé, muchas veces disponemos de muy pocas ganas y/o muy poco tiempo para coger un plato y reconvertirlo en otro igual de decente, pero ¿realmente importa tanto el factor tiempo, o será el mal uso que hacemos de él? Esto, sumado a que nunca nos falta nada para comer, son los motivos principales por los que las sobras terminan en la basura la mayoría de veces... ¡¡Pues nada de eso!! Por frenar el despilfarro alimenticio, por darle un respiro a la economía familiar, o simplemente porque no me gusta que la comida termine en la basura, creo que todos deberíamos tomar consciencia de ello, invertir un poco de tiempo e imaginación, y hacer del mundo de las sobras un arte.
Si nos fijamos un poco, en nuestra cocina tradicional existen multitud de recetas deliciosas que son de aprovechamiento. Sin ir más lejos, con los restos de pan duro se pueden preparar unas deliciosas migas, sopas de pan, sopas de ajo, gazpachos, torrijas, pudines y un largo etcétera.


Pudin de pan y manzana


¿Y qué me decís de las croquetas? Croquetas de patata, croquetas de cocido, croquetas de pollo al horno... todas diferentes y exquisitas.


Croquetas de patata de mi abuela

Con las verduras  crudas, cocidas o guisadas que nos han sobrado, podemos preparar deliciosas cocastortillasensaladas, e incluso, con un poco más de imaginación, algún pastel salado que nos facilitará la tarea de que los peques de la casa coman verduras.


Pastel de verduras y queso crema

Coca integral de calabacín y cebolla

Y así seguiría nombrando muchas recetas que nos acompañan en la mesa día a día y que nos encantan. Todos estamos de acuerdo en que preparar unas migas, o unas croquetas caseras, lleva su tiempo, pero nadie dijo que comer bien fuera cosa de 5 minutos y todo lo que le dediquemos a ello será tiempo invertido en bienestar, salud y placer.
Aprovechar los restos de comida, sumado a una buena planificación de nuestra compra semanal, un consumo responsable de alimentos y un buen uso del congelador, termina siendo una tarea de lo más reconfortante.
Así que os animo a que,  la próxima vez que os paréis a pensar en qué hacer para comer y tengáis "un poco de todo y mucho de nada", busquéis y pongáis en práctica nuevas y originales recetas (en la red existen multitud de recetarios elaborados a partir de sobras) que os ayudarán a comer mejor, a evitar el despilfarro alimenticio y a ahorrar unos eurillos en la cocina.
Aprovechando el tirón, os animo a visitar la página web Som Gent de Profit, una campaña barcelonesa de ente público contra el desperdicio alimentario que nos intenta concienciar y motivar, a través de diferentes actividades, recetas, consejos, concursos, etc., a que seamos más responsables a la hora de comprar, cocinar, conservar y tirar los residuos que generamos. Hace poco fui una de las ganadoras del concurso "Croquetas de aprovechamiento", así que ya sabéis, vuestras sobras os pueden servir para preparar un plato digno de premio :)




¡Mil gracias por leerme y por seguir ahí!
Abrazos.

12 comentarios:

  1. Estamos en la misma filosofía, en casa tampoco se tira nada, ya he empezado a reciclar.
    El otro día hice unos canelones con langostinos, tengo para hacer croquetas, refritos, etc. etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí Lolines! Es la mejor filosofía en la cocina y en la vida :)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola Debora!
    En casa no se tira nunca nada, a pesar de ser tantos, ya tenemos experiencia y solemos planificar bien con tiempo para evitar que el frigorífico quede lleno de tuppers. Lo que sí no le cogemos el punto son los dulces, por mucho que te lo plantees al final es inevitable tener una caja llena de mantecados hasta bien entrado el año, ja, ja, ja ...pero te aseguro, que en casa no se tira nada de nada.
    Además como tú bien dices, solo pensar en las estadísticas te remueve la conciencia, para comprar, cocina y comer con moderación e inteligencia.
    Por cierto enhorabuena por tus croquetas ganadoras, seguro que están de vicio, y aunque sea un regalo virtual, te anima y sube la autoestima cocinera, ja, ja, ja...para seguir compartiendo la cocina de nuestras casas.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, es la mejor opción en la cocina, no sería justo no aprovechar la comida cuando otros no tienen ni acceso a ella.
      El premio no es virtual, es una comida para dos en un restaurante de Barcelona, así que imagínate, me ha subido la autoestima por dos jejeje.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  3. Hola wapa! Cómo me ha gustado tu entrada de hoy! Justo yo también ví la noticia en la tele cuando dijeron la cantidad de comida que acabaría en la basura estos días por un abuso de compra y/o porque no estamos educados ni concienciados en la cocina del aprovechamiento.
    A mi me pasa como a ti, en mi casa no se tira nada. Mi madre ha sido y sigue siendo una gran defensora de las recetas de aprovechamiento. Le encanta contarme cómo ha convertido tal plato en otro totalmente diferente, y así me lo ha inculcado siempre.
    Como bien dices, no sólo deberíamos actuar así por la crisis, sino siempre. Así que te felicito por este alegato que haces y ojalá que mucha más gente se sume a esta costumbre tan inteligente.
    1 besazo enorme y Feliz Noche de Reyes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos días es cuando más debemos tener consciencia de ello. Tenemos la injusta suerte de poder acceder a mucho más de lo que realmente necesitamos, así que qué menos que aprovecharlo, ¿verdad?. Me alegra compartir esta filosofía con much@s de vosotr@s :)
      Besos guapa!!

      Eliminar
  4. Un aplauso grande, por tus buenas recomendaciones, y todas muy ricas, me encantan tus ideas, besos

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas ideas, yo tampoco tiro nada, ahora toca hacer platos de aprovechamiento, yo ya he preparado unos cuantos. Todos son geniales.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si Montse, salen platos deliciosos y así no desperdiciamos nada :)
      Un beso.

      Eliminar
  6. Asi debe ser además salen platos riquísimos con los restos de comida, se me viene ahoa a la mente después de un cocido al día siguiente hacer unos garbanzos fritos..mmm..me chiflan y esas croquetas que propones una maravilla. Es genial tus propuestas para nota. Feliz año y que se cumplan todas tus ambiciones. Un abrazo mi niña.

    ResponderEliminar
  7. Felicitats per haver guanyat el concurs! Tenen una pinta deliciosa aquestes croquetes de patata. Pàgines com Som gent de profit estan fent una gran tasca per conscienciar a part de la nostra societat de com malbaratem el menjar i què podem fer evitar-ho, i no només per qüestions econòmiques si no també per seny! Bon any nou!

    ResponderEliminar