domingo, 6 de diciembre de 2015

CREMA DE ZANAHORIA Y REPOLLO



Si, lo sé, vaya despiste... A estas alturas del blog, habiendo bajado suficientemente las temperaturas para que apetezcan, y preparándolas en casa con bastante asiduidad, todavía no tengo publicada ninguna receta de crema de verduras. Quizás por pereza (quizás no, casi seguro), o por pensar que se trata de elaboraciones demasiado sencillas, o por falta de tiempo, o por...
Dejando de lado las excusas, y viendo que la mayoría de vosotros también disfrutáis cocinándolas y enseñándoselas al mundo, me he dicho a mi misma "¡de hoy no pasa!", y aquí estamos echando la mañana del domingo.
Al tener mi abuelo un pequeño huerto que nos daba unas verduras y hortalizas exquisitas, las cremas y sopas a base de verduras siempre han estado presentes en la cocina de mi familia. Mi madre solía prepararnos una crema de calabacín y queso tan tan tan suave y tan tan tan rica que, a día de hoy, sigue siendo mi favorita por goleada. Mi abuela, en cambio, siempre ha sido más de sopas y, como os podéis imaginar, una sopa hecha a base de verduras recién cogidas, ecológicas y 100% naturales, tiene un sabor bastante distinto y mucho más rico que el de cualquiera que podamos comprar o preparar usando otro tipo de verduras. Y si ya hablamos de salud, obviamente, de nuevo sale ganando la sopa de mi yaya. Ais, cómo lo echo de menos...
Sea como sea y con lo que sea que las preparéis, generalmente las cremas de verduras son un gran alimento y una opción segura cuando queremos servir un primer plato nutritivo y delicioso, especialmente si se preparan con verduras que estén de temporada.
Las cremas de verduras son muy sencillas de hacer y nos permiten combinar multitud de verduras según nuestros gustos o necesidades dietéticas. Además, para los niños son también una manera estupenda de comer esas verduras que a veces se niegan a comer de otro modo.
Las cremas, a diferencia de los purés de verduras, suelen llevar algún tipo de lácteo incorporado (nata, queso, leche, yogur, etc.) que las hace más cremosas y sabrosas.
En esta ocasión, para darle un toque distinto a la crema de zanahoria que preparo habitualmente en casa (que, por cierto, nos encanta), le he añadido un buen trozo de col o repollo, un poco de queso crema natural y una cucharadita de condimento a base de ajo y perejil. El resultado ha sido una crema muy suave, ligera, equilibrada en sabores y deliciosa, sobretodo tomada calentita como primer plato.
Y de segundo un poco de pollo a la plancha, que ya se van acercando las fechas navideñas y nos nos puede pillar en baja forma...
Os dejo los ingredientes y la preparación:




Ingredientes (para 2 platos generosos):
- 3 zanahorias medianas (200-250 gramos aprox.)
- Media col o repollo (150-200 gramos aprox.)
- Agua para cocer las verduras
- 2 cucharadas soperas rasas de queso crema natural
- Media pastilla de condimento concentrado de ajo y perejil
- Sal, al gusto

- Limpiamos y cortamos a trozos medianos las zanahorias y la col, y la colocamos en una olla grande cubiertas de agua. Cocemos las verduras a fuego medio-alto durante unos 15 minutos aproximadamente y las dejamos enfriar un poco.
- Retiramos la mitad del agua de la cocción de las verduras y la reservamos.
- Seguidamente, añadimos a la olla el queso crema y el condimento de ajo y perejil, y batimos con la batidora hasta que la crema quede completamente homogénea y sin grumos (podemos añadir un poco del agua de la cocción que habíamos reservado si nos queda demasiado espesa).
- Probamos y rectificamos de sal, y servimos la crema bien caliente en platos hondos o cuencos, acompañada de unos picatostes o un poco más de queso crema.




Notas:
- Si rehogamos las verduras previamente a fuego medio y con un poco de aceite en una sartén, el sabor de esta crema se acentúa mucho más y el toque del salteado es delicioso. Merece la pena probarlo si se tiene un poco más de tiempo.
- Con picatostes caseros, con regañás, con bastoncitos de pan, con algún crujiente de queso, con un poco más de queso que funda bien, etc. Sea como sea, esta crema es deliciosa.


Nada más por ahora, espero que os haya gustado.
¡Mil gracias por seguir ahí!

20 comentarios:

  1. Una crema calentita sienta maravillosamente,y la tuya tienen que estar muy rica
    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, es un regalo para el cuerpo :)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Una cremita rica,rica y calentita, que están mjuy buenas.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  3. las abuelas son muy "soperas" quizás porque a muchos niños no les va el puré,pero a mi me gusta mucho la crema o puré, de la verdura que sea!! asi que la tuya no va a ser menos, me comía un tazón esta misma noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soperas, lentejeras, croqueteras y de todo!! jaja benditas abuelas.
      Ya somos dos Toñi, a una buena crema calentita nunca le digo que no.
      Besos!

      Eliminar
  4. mmmmm Deboraaaaa, yo quiero un platito para cenar!!!!!! que buena pinta tiene, con ese colorcito...ay que se me hace la boca agua jejejej a mi me encantan las cremas, sopas, pures... asi que mil gracias por esta receta!!! la haré sin ninguna duda!!

    Besitos guapaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás guapa, pero estoy casi casi casi segura de que te encantará :)
      Un beso.

      Eliminar
  5. Soy una apasionada de la cuchara; y esta cremita tuya, me ha gustado, asi que es seguro que muy pronto la tendre en mi cocina
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos Palentina, seguro que te encantará.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Las cremas son perfectas para comer verduras en cantidad, quedan suaves y digestivas, y cuando refrescan calientan el estómago.
    Zanahoria y repollo una buena combinación, un plato muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que son recetas sencilla pero para mi no menos importante , son sabrosas, nutritivas, completas y que ahora con este tiempo frío apetece mucho un cuchareo. A mi me pierden las cremitas de verduras, tu propuesta muy rica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Magda, cuchareo del rico, del de toda la vida, y que nunca se pierda :) Me alegra que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Sóc molt fan dels purés i cremes de verdures, i acostumen a ser el sopar diari, així que m'anoto la teva proposta, que amb col no n'he provat mai ;). Un petó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt bon sopar, clar que si, el cos ho agraeix :)
      Espero que t'agradi Eva.
      Petons!!

      Eliminar
  9. Hola Debora, si que una crema de verduras le gusta a todo el mundo y, esta tuya de zanahorias, tiene un color y una aspecto geniales. Me alegro mucho de que te hayas lanzado a mostrarnos tu versión. Siempre es bueno tener opciones y ver cómo la prepara cada uno. A mi la crema de zanahorias me encanta, aunque sé que a muchas personas no les gusta nada, pues esta hortaliza tiene un sabor dulzón que hay que saber condimentarla bien para que no se note tanto... pero a mi me gusta igual, precisamente por ese toque dulzón. Además, la crema de zanahorias va genial cuando tienes el estómago revuelto después de algún desajuste y quiere asentarlo, pues esta verdura en forma de crema actúa como un bálsamo reparador de las paredes del estómago irritado. Me ha gustado mucho, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, tienes toda la razón, de hecho mi madre no puede con la crema de zanahoria, le sienta incluso mal, demasiado dulzona para ella. En cambio, a mi me apasiona, tanto que a veces me inflo a crema y sólo como eso porque termino bien llena jeje. En fin, con todas las verduras y hortalizas que hay en el mercado, podemos escoger a nuestro antojo y hacer cremas deliciosas.
      Un beso, y gracias por tu visita.

      Eliminar
  10. Con repollo nunca he hecho cremas, pero se ve muy buena!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cremas van a gustos Diana, si te gusta el repollo tienes que probarla :) Un beso.

      Eliminar