martes, 21 de julio de 2015

PUDIN SALADO DE CALABAZA



Lo dije, lo digo y lo seguiré diciendo: Los pasteles salados, en especial los de verdura, son el invento culinario del siglo. Bueno, vale, tanto como eso igual no, pero que son un recurso fantástico en la cocina no cabe la menor duda: Admiten infinidad de ingredientes, son muy fáciles de hacer, se pueden preparar con antelación utilizando solamente el horno y son deliciosos.
Yo empecé hace relativamente poco tiempo a prepararlos con más asiduidad, y después de muchos fallos y también algunos aciertos, ya tengo un par de recetas probadas y aprobadas que no dejo de repetir, porque nos encantan. Hablo, por ejemplo, del pastel de verduras y queso y del pastel de patata y berenjena, siendo este último muy similar a la Musaka griega y nuestro favorito con diferencia.
Lo que más me gusta de este tipo de pasteles es que me permiten dar salida a los restos (o excedentes, que cuando voy a la frutería se me va la pinza) de verduras que tengo rondando por la nevera o el congelador y que no se me ocurre otra manera de darles salida.
Hoy le ha llegado el turno a la calabaza, una hortaliza que por sus propiedades nutricionales resulta muy interesante de incluir en nuestra dieta. Además es muy versátil en la cocina, podemos disfrutar de ella en platos salados y en dulces, en aperitivos, en guarniciones, en salsas, en pasteles, en helados, en cremas, en bizcochos, etc. Hoy en día se puede encontrar en el mercado todo el año, pero la mejor época para consumirla y aprovechar al máximo no sólo sus propiedades nutritivas sino también su sabor, es en otoño, cuando están en temporada.
En casa siempre la hemos comido en crema, sofrita con un poco de ajo como guarnición, y alguna vez con arroz, pero poco más.
Con un excedente de casi medio kilo de calabaza en la nevera y a la búsqueda de una receta que fuera fácil de hacer, fácil de transportar, fresca, sana y rica, este ha sido el resultado.
Un pastel la mar de apañado que nos encantó y que resulta delicioso como guarnición para carnes y/o pescados, o como una preparación más para servir en una comida/cena de picoteo, acompañado de un poco de mayonesa, salsa de yogur o similar.
Con tal de seguir unas pautas y respetar un poco las cantidades por tal de no liarla (tan) parda, hice un poco de búsqueda en Internet y finalmente acabé decantándome por una receta que vi en el blog Cocina Sana y Fácil que, a pesar de haber hecho algunas modificaciones, me ha dado muy buen resultado.
Os dejo los ingredientes y la preparación:




Ingredientes (para 4 personas):
- 1/2 kilo de calabaza pelada y sin pepitas
- 1 cebolla pequeña
- 2 huevos
- 1 rebanada de pan de molde remojada en leche
- 1 cucharada sopera de aceite
- Sal, ajo en polvo, curry y nuez moscada, al gusto

- Antes de empezar, pre calentamos el horno a 190º.
- Pelamos y trocemos menudo la cebolla y la calabaza.
- Ponemos el aceite en una sartén a fuego medio y sofreímos la cebolla y la calabaza hasta que empiece a estar tierna. Serán unos 12-15 minutos. Retiramos y reservamos.
- En un bol aparte, cascamos los huevos, los batimos y añadimos el sofrito, bien escurrido de aceite.
- Incorporamos también el pan remojado en leche y las especias y la sal al gusto.
- Ahora batimos todo bien hasta que este a nuestro gusto, con más o menos tropezones.
- Engrasamos con mantequilla el molde donde vayamos a hornear el pudín, vertemos la mezcla y horneamos a 190º durante 35-40 minutos, o hasta que esté completamente cuajado.
- Dejamos enfriar, desmoldamos y servimos cortado en porciones.




Notas:
- Si no tenéis pan de molde podéis utilizar pan rallado. Con un par de cucharadas soperas y medio vaso de leche el resultado es muy similar.
- Este pudín se desmolda y corta mejor si lo dejamos enfriar en la nevera de un día para otro. Además, fresquito resulta delicioso.
- Si no podemos o no queremos usar el horno, podemos cuajar el pudín en el microondas. Bastará con ponerlo 10 minutos a máxima potencia.
- Podemos añadirle a la mezcla algún fruto seco que nos guste, queso crema, olivas, tacos de algún embutido... imaginación al poder.

Espero que os guste tanto como a nosotros.
¡Feliz inicio de semana!

23 comentarios:

  1. Hola Debora, qué estupendo te ha quedado el pudin. Además de rico es una buena forma de aumentar el consumo de productos de la huerta sin que casi lo notemos. Delicioso, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si Alicia, para niños a los que les cueste comer verdura es ideal. Me alegra que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Ahora bien fresquito, pero imagino que en invierno calentito, aunque sea más complicado de cortar también debe estar muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo probaremos Ana, a ver que tal. De momento con este calor, mejor comérselo directamente de la nevera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho lo probare si o si , lo apunto besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Inma, cuéntame que te parece :) Un saludo.

      Eliminar
  4. Muy rico Debora y sin gastar mucho. Me parece ideal. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. para mí es una receta original que no había visto antes, me parece muy buena!!un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa, me alegra un montón que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Que color mas bonito, hay que degustarlo si y siiii.Bs cielo.

    ResponderEliminar
  7. Nunca se me hubiera ocurrido hacer un pudin de calabaza, menuda pinta te ha quedado de 10 besitos

    ResponderEliminar
  8. Que bueno se ve estupendo.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  9. Mmmmmmm......molt bo, Debora!!! Amb carabassa....deliciós!!!
    Petonets,
    Olga

    ResponderEliminar
  10. Molt bo!!!! Acompanyat d'una mica d'amanida és un àpat perfecte.
    Ptnts
    Dolça

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Debora!

    Soy Cuca y acabo de descubrir tu blog. Estoy de acuerdo contigo en que los pasteles salados son un gran invento culinario porque se preparan sin casi esfuerzo, suelen estar muy ricos, admiten gran variedad de ingredientes, se pueden preparar con antelación... ¡son todo ventajas!

    Voy a echar un vistazo a vuestro pastel favorito, que igual me animo y lo preparo este finde próximo.

    Ya te sigo y si te apetece conocerme te espero en mi cocina

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca! Encantada de que te quedes por mi rinconcito, y me alegra que te guste lo que cocino. Por supuesto, me vas a ver por el tuyo igual :) Mil gracias, es un placer leer comentarios como el tuyo. Un beso!!

      Eliminar
  12. Pues si que es facil, y tiene una pinta estupenda! Besos!

    ResponderEliminar