lunes, 7 de septiembre de 2015

PATATAS GRATINADAS CON BECHAMEL Y MENESTRA



Madre mía, lunes por la mañana, y todavía me dura la resaca del #DíaDeLaPizza... ¡Menudo exitazo! La acogida ha sido increíble, la participación enorme, y las propuestas... pues ya os podéis imaginar, a cual más rica, deliciosa, original, sencilla, o todo a la vez.  Igual que las del resto de bloggers participantes, la mía ha tenido una acogida muy buena, ni de lejos me lo hubiera esperado, así que el balance de este fin de semana de intenso amasado, editado, publicado y compartido, ha sido más que bueno, buenísimo diría yo. De nuevo, dar las gracias a Noemi de TocoCooking por organizarlo y currárselo tanto y, por supuesto, al resto de participantes, pues sin ellos esto no hubiera funcionado. El resultado ha merecido mucho la pena. Y estad atentos, porque por aquí huele a recopilatorio, y pronto...
Bien, y volviendo (o empezando) a la receta de hoy...
Quizás porque me traen muchos recuerdos de cuando era una enana, me encantan los gratinados de verduras. Como en muchos otros hogares, en mi casa era habitual comer, de vez en cuando, la típica coliflor o patatas bañadas con bechamel, trocitos de bacon o jamón, y gratinadas con una crujiente y abundante capa de queso. Un plato de toda la vida que hoy en día no goza de muy buena fama (mantequilla, harina, leche... ya sabéis, no es lo más sano del mundo), pero que ha venido ayudando a que los niños coman verduras desde tiempos remotos y que a mi me encanta. Y es que, pensándolo bien, ¿No seguimos comiendo croquetas, buñuelos, bolas de patata y demás, que al fin y al cabo son pura mantequilla, y encima rebozada y frita? Equilibrio señores, no me cansaré de repetirlo, el comer de todo en su justa medida es la clave, así que no dejéis de daros el gusto de vez en cuando.
Coincidiendo con que me tocaba limpiar y ordenar el congelador, encontré una bolsa de menestra de verduras a medias que llevaba en el congelador..mm.. qué se yo, ya ni lo recuerdo, son de esas cosas que una compra pensando en hacerse un fondo básico en el congelador y que al final quedan en el olvido. Me dio mucha lástima comprobar que su fecha da caducidad estaba al caer, así que me decidí a darle salida. 
No me hizo falta mucho más para terminar de perfilar el plato: las clásicas patatas, un poco de salsa de tomate, bechamel y, imprescindible, una buena cantidad de queso.
Y ya está. Sin apenas trabajo, el resultado es más que bueno. Aunque se trate de un plato totalmente vegetal, está delicioso y funciona perfectamente como plato único, pues la ración es bastante hermosa y la mezcla de las patatas con la bechamel sacia muchísimo. El toque de menestra ayuda a aligerarlo a la vez que le aporta los beneficios de dichas verduras. 
Si, como nosotros, os apetece dejar momentáneamente de lado la carne (ya aclararé esta costumbre más adelante), y disfrutar de un plato equilibrado y rico, os recomiendo que lo probéis.
Os dejo los ingredientes y la preparación:





Ingredientes (para dos raciones hermosas):
- 2 patatas grandes
- 200 gramos de menestra de verduras
- 3 cucharadas soperas de salsa de tomate
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva suave
- Preparado de queso para gratinar, al gusto
- Sal, ajo en polvo, orégano y pimienta, al gusto.

- Antes de empezar, cocemos las patatas y la menestra como solamos hacerlo, y dejamos enfiar por completo.
- Una vez frías las verduras, ponemos una sartén a fuego medio con el aceite y salteamos la menestra un par de minutos. Especiamos y salamos al gusto, retiramos del fuego y mezclamos con la salsa de tomate en la misma sartén.
- Ahora pasamos a pelar las patatas y las hacemos rodajas no muy finas.
- En una fuente de horno bastante ancha y alta, colocamos una capa de patatas y encima la menestra, para cubrirla por otra capa de patatas. 
- Preparamos la bechamel como solamos hacerlo en casa, y la repartimos por encima de las patatas para que las cubra bien.
- Seguidamente, lo cubrimos con una buena capa de queso rallado a nuestra elección.
- Encendemos el horno y lo ponemos a pre-calentaren modo gratinador a 210º. Una vez caliente, introducimos nuestro gratén en el horno y lo dejamos gratinar entre 10-12 minutos, o hasta que tenga el dorado deseado.
- Por último, apagamos el horno, sacamos nuestro gratén, lo dejamos templar un poco y servimos en porciones de tamaño ración.




Notas:
- Obviamente, preparando este gratén con patatas fritas queda mucho más rico, pero también más calórico. Yo suelo prepararlo con patatas cocidas, pues con la bechamel ya me parece suficientemente calórico y sabroso, pero eso va a gustos.
- Opcionalmente le podemos añadir a la menestra algunos tacos de jamón serrano, bacon, chorizo, restos de pollo asado, etc., para que resulte un plato más sabroso y con un pequeño extra de proteínas. También podemos sustituir la menestra por cualquier otra verdura de nuestra elección.
- No es necesario añadirle sal a las patatas, pues la bechamel, el queso y la menestra ya le aportan suficiente.

Nada más por ahora, espero que el inicio de semana no se os haga muy cuesta arriba.
De nuevo, y no me cansaré de repetirlo, gracias por dedicar unos minutos de vuestro tiempo a hacerme una visita, lo valoro muchísimo :)

34 comentarios:

  1. Qué buena idea has tenido combinando las patatas con la menestra, este gratinado debe estar delicioso!! y mira, gracias al día de la pizza hemos conocido propuestas a cuál más buena (empezando por la tuya)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias María! La verdad es que el evento fue de maravilla, no me lo esperaba. Me alegra que te guste la receta.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. que cosa más rica, como te he dicho en google+ , esto se me ha antojado y la probaré!! me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro que te guste Conchi! Te gustará, ya verás. Un beso.

      Eliminar
  3. Sí señora, buena idea y es cierto que de vez en cuando hay quedarse un gusto y no amargarse, de todo en su justa medida es lo mejor. Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues claro que si Elisa! Nos lo merecemos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Que rica hay que probar esta mezcla de patata y verdura me gusta besitos

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa, otra vez por aquí!! Espero que hayas pasado un buen verano, aunque sé que has estado trabajando, pero qué le vamos a hacer, por lo menos ya se acaba pronto este calor.. jajaja, qué agobio pordios!!
    Las verduras con bechamel me encantan, a mi y a todo el mundo, yo creo, porque la bechamel las camufla de maravilla y puedes meter lo que quieras, jajaja. Y qué narices, de vez en cuando hay que olvidarse de tantas calorías y esos rollos.. me encanta la receta!
    Un beso grande preciosa, ya nos vemos como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro, si algo no te gusta, prueba a bañarlo de bechamel, verás como cambia el asunto jajaja.
      Como te dije, un placer tenerte de nuevo por aquí Nuria, al pie del cañón, como siempre :) Unbesazo.

      Eliminar
  6. Delicioso Debora, me encanta que de vez en cuando "abandonéis" la carne... jajaja. Te ha quedado un plato muy rico y aromático, me lo imagino, por el queso, ¿no me invitas a comer hoy? voy encantada con gusto... un beso guapa y buena semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf Pilar, es una historia un poco larga, pero bueno, últimamente he descubierto que la carne no me sienta del todo bien, no sé porque, en ello ando... por eso, antes de saber nada, prefiero preparar platos con poca carne o sin, como en este caso. Me alegra que te guste, y para la próxima estas invitadísima :)
      Un besazo.

      Eliminar
  7. Una buena idea añadir las verduras, así se come más fácil y aunque la bechamel esté cargada de calorías, un capricho de vez en cuando sienta bien, nos lo merecemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Ana, pero llevando tanta verdura, y la patata cocida.. apagamos un rato al pepito grillo de la dieta y lo disfrutamos, claro que si :) Un beso enorme.

      Eliminar
  8. hola Débora, me encanta la propuesta de hoy. Estas patatas tienen que estar estupendas con la menestra y el toque de bechamel. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ha tenido un estupenda idea, y el plato queda muy buenos, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las recetas improvisadas a veces son de las mejores Adita, acaban saliendo platos muy ricos :) Un beso, y gracias.

      Eliminar
  10. Sin duda probaré este plato, felicidades Débora por tu blog, me encantan tus propuestas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta Jaume.
      Gracias por tus palabras, para mi es un placer cocinar y que guste al resto :) Un abrazo.

      Eliminar
  11. Te veo muy contenta con la experiencia de la pizza

    En cuanto a la receta decirte que me parece una manera distinta de comer menestra, o al menos yo nunca le he probado así, y eso que me encanta la bechamel

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Hola Javier!
      Estoy muy contenta, si, el evento fue maravillosamente bien, tuvo una acogida enorme.
      Comer menestra con bechamel y queso es otra historia, seguro que te encanta y repites.
      Gracias por tu visita :)

      Eliminar
  12. Una idea estupenda,y se puede tomar sin mucho remordimiento.......jajaja pues las verduras compensan con creces a la cantidad de harina y mantequilla que tampoco es tanta.A darse un gusto!!!!
    Besitos guapa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nah, no es tanta, tienes razón, no suelo bañar nada en bechamel, la añado y punto :) Me alegra que te guste guapa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Debora ya estoy de vuelta después de mi verano sabático, espero ponerme al día en breve.
    Me encanta tu plato y es que las patatas me encantan y lo de ponerle menestra me parece una idea genial
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida de nuevo Belén, se te echaba de menos ya :)
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola Debora! Me alegra que te haya gustado el evento del #DiadelaPizza y que te haya dado tan buen resultado, la verdad es que no me puedo quejar.. todos os habéis esforzado mucho .. y de ahí el resultado tan positivo! En cuanto a tu receta, me ha encantado! Es un plato sencillo pero con fundamento.. como diría Arguiñano! jeje Yo suelo hacerlo con otras verduras y el añado también queso de untar y cebolla frita.. aún no lo he publicado en el blog.. pero ya me has dejado con las ganas.. UN besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una idea genial Noemi, te felicito :)
      Quiero ver esas verduras con queso de untar y cebolla frita, suena muy pero que muy bien :P
      Besos, y gracias de nuevo.

      Eliminar
  15. Esas patatas estan deliciosas! Estan en mi lista de "proximamente", me las antojaste!
    Bs!

    ResponderEliminar
  16. Que rico!!! Yo creo que si empiezo a comer tu plato no puedo parar..mmmm..un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Carmen, es un plato que llena mucho y no es calorico en exceso, por eso nos podemos comer un buen plato y disfrutarlo :) Un beso guapa, y gracias.

      Eliminar
  17. Hola Debora!! He vuelto de las vacaciones!! espero que hayas pasado un verano estupendo!!Qué maravilla de receta!! con esa bechamel tan deliciosa y ese queso gratinado, es un plato de sobresaliente, besotes

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena!! Un gustazo volver a verte por estos mundos, ya veo que te ha gustado mi plato de bienvenida jajaja nah, enserio, es una receta sencilla y rica, te la recomiendo. Espero que hayas descansado y disfrutado muuuuuucho :)
      Un beso guapa.

      Eliminar