viernes, 12 de junio de 2015

PUDÍN DE PAN INTEGRAL CON MANZANA Y CANELA



Escribiendo esta entrada me han venido a la mente muchos y muy tiernos y buenos recuerdos.
Cuando era una niña y mi madre todavía llevaba la batuta en la cocina de casa, yo me pasaba la semana deseando que llegara el viernes, no por no tener que ir a clase y poder acostarme ese día a las tantas, o por poder salir al parque a jugar sin tener que preocuparme de comer para no llegar tarde.. Era porque yo sabía que mi madre llevaba guardando desde el lunes todos los restos de pan y bollería que habían ido sobrando para preparar uno de nuestros postres/meriendas favoritos: el pudín de pan. Esa receta de toda la vida que se cocina en todas las casas y de la que todo el mundo tiene su versión, aunque nunca sea la definitiva, pues si algo está claro es que cuando se prepara un pudin, nunca queda igual que el anterior y mucho menos igual que el siguiente, básicamente porque las sobras nunca serán exactamente las mismas. Como ya he dicho en más de una ocasión, esa es la esencia del aprovechamiento y lo que hace que me guste tanto.
Como base, mi madre siempre utilizaba al menos la mitad de pan duro, huevos, leche, azúcar y mucho cacao en polvo, y a partir de ahí, lo que surgiese: croissants, magdalenas, bizcocho, pasas, almendras, restos de fruta... y una larga lista de ingredientes que, en mi opinión, siempre quedaban de fábula en el pudin.
Teniendo un conejo en casa que se come los trozos de pan duro más a gusto que un arbusto, me sabe mal privarlo de ese placer, pobre animalillo... Pero esta semana la empecé con un antojo muy grande de pudin y, muy a disgusto del pequeñajo, he ido guardando algunos pellizcos de pan que han ido sobrando de la comida y algún croissant que se escondió en su día en el fondo de la despensa, y he aquí mi versión del pudín de pan.
El pan que he usado es integral puesto que es el que solemos comer en casa. Esto hace que sea un dulce con un aporte extra de fibra que, como sabréis, no me viene nada mal.
Aparte, también le añadí unos restos de croissant, un poco de manzana y una buena cantidad de canela y azúcar moreno, pues estos tres últimos ingredientes nunca faltan en mi cocina para preparar dulces y me encantan. El resultado fue un pudín muy ligero y suave que, sin ser excesivamente dulce, mata muy bien el gusanillo y que a media mañana o a media tarde, una vez fresquito, entra de maravilla. Yo me lo llevé al trabajo con la idea de comerme un par de trozos y me acabe terminando toda la fiambrera...
La receta es tan sencilla y el resultado es tan rico que merece la pena probarlo.
Espero que os guste.




Ingredientes (variarán según los restos que tengamos):
- 2 huevos
- 3 cucharadas soperas de azúcar moreno
- 250 ml de leche semidesnatada
- 100 gramos de pan duro
- 1 croissant recto duro
- 65-70 gramos de dados de manzana
- Canela molida, al gusto
- Ralladura de limón o naranja (opcional)
-Caramelo líquido para el molde (opcional)

- Antes de empezar, dejamos pre calentando el horno a 180º.
- En un bol, desmigamos el pan y el croissant y le añadimos la leche, el azúcar, la manzana, la canela y la ralladura de limón, y lo mezclamos bien, dejando que el pan absorba un poco el líquido.
- En un bol aparte, batimos ligeramente los huevos y los añadimos a la mezcla anterior, mezclando bien todo el conjunto.
- En el fondo del molde donde vayamos a hornear el pudín, colocamos una buena cantidad de caramelo líquido. Si no tenemos caramelo, también podemos engrasar el molde con mantequilla o aceite y cubrir el fondo con una buena capa de azúcar.
- Vertemos la mezcla del pudin en el molde e introducimos en el horno pre calentado durante 35-40 minutos aproximadamente, o hasta que la superficie empiece a dorarse y el pudín esté cocido.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar y servir, cortado en porciones tamaño ración.




Notas:
- El pudín de pan combina muy bien con nata montada y helados de sabores suaves como el de nata, el de vainilla, el de limón, etc.
- Como ya he dicho, el pudín de pan acepta multitud de ingredientes: pasas, almendras, nueces, plátano, trozos de chocolate, coco rallado... Una combinación muy recomendable es la de coco, chocolate y plátano.
- Si apetece, también se le puede añadir un vaso de chupito de vino muy dulce, sobretodo si se va emplear alguna fruta desecada como ingrediente, y reducir un poco la cantidad de azúcar. Queda delicioso.

Nada más por ahora, espero que os haya gustado y que os animéis a hacer vuestra propia versión
¡Feliz fin de semana!

20 comentarios:

  1. Super rico me encanta el pudin de siempre besitos

    ResponderEliminar
  2. Es un postre de aprovechamiento, pero a veces ya se deja algún croisant o algún trozo de pan a proposito para poder hacerlo. A mi me gusta tanto en verano como en invierno.
    Lo que está mal es privar al conejillo de su pan, en casa también tuvimos uno de mascota, aún lo recuerdo...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila Ana, que a cambio le he dado al pequeñajo una ración extra de lechuga y le ha parecido estupendo jejeje.
      Veo que somos muchos los fans del pudin de pan, y no es de extrañar, con lo rico que está.
      Feliz fin de semana!!

      Eliminar
  3. Que rico tu pudin!!!! Es una delicia tradicional que se seguirá haciendo siempre.Buenas noches Debora y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz finde Carmen, toca descansar y disfrutar :)

      Eliminar
  4. Me encanta el pudin y el tuyo tiene muy buena pinta. Yo tambien hice pudin ayer y lo puse en el blog besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya lo vi, delicioso y muy fácil tu pudin.
      Gracias por tu vista Mª José :)

      Eliminar
  5. Estos postres deliciosos que nos recuerdan nuestra niñez me encantan y la prueba se ve genial.Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste mi versión Doris. Un abrazo!!

      Eliminar
  6. estas recetas de aprovechamiento me encantan , son estupendas y con restos salen cosas espectaculares como esta que nos has preparado!! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy totalmente fanática del aprovechamiento, desde bien pequeña me han inculcado que en la cocina contra menos se tire mejor, y fui descubriendo que con los restos también puedes comer delicioso :)
      Un saludo Elisa!!

      Eliminar
  7. Se que muchos blogueros, ponen su receta de pudín como algo habitual en su casa, o bien recuerdan ese tan rico que hacía su madre, como en tu caso. Yo no puedo decir lo mismo, pues en casa el pudin nunca ha sido algo tradicional se incorporó a mi recetario hace años, pero no se convirtió en habitual, y no es porque no está bueno, que lo está, sino porque en casa el poco pan que sobraba se le echaba a las gallinas, y si para hacerlo había que comprar el pan exprofeso, pues no era cuestión de derrochar, je, je, je.
    Seguro que te quedó divino, bss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, qué me vas a contar, mis abuelos han criado gallinas y conejos toda la vida y pan sobraba poco la verdad, pero como los vecinos sabían que mi abuelo se lo echaba a los animalitos, le daban todo el pan duro a él, y claro, con tanto, el hombre guardaba un poco para el pudín e incluso para la sopa de tomate, buenísimas ambas cosas. Entre eso y los restos de mi madre, nos apañabamos bien.
      Me alegra que te guste aunque no sea algo muy habitual en tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Tiene que estar muy bueno. Me has recordado que hace mucho que no hago pudin.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues eso tiene fácil solución Amparo.. jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Debora, te tiene que haber quedado riquísimo... fíjate que iba a hacer uno este finde añadiéndole un poco de cacao y chocolate pero el pan voló, alguien se lo llevó para sus gallinas... jaja, lo bueno es que luego me vuelve a casa en forma de huevos... A lo que iba, que me encantan los pudins y te ha quedado fantástico, me apunto lo de ponerle un chupito de vino la próxima vez ... Riquísimo, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oye, yo por unos buenos huevos frescos no me importaria que desapareciera, ricos ricos!!
      Me alegra que te guste, si lo pruebas me cuentas :)
      Un abrazo Alicia!!

      Eliminar
  10. Es verdad el Pudin,también me trae recuerdos de mi niñez,pues mi madre nos lo hacia a menudo.......
    El tuyo te ha quedado de maravilla.......!!!!
    Besitos guapa !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, las mamis, que bien nos cuidaban eh :)
      Me alegra que te guste guapa, y gracias por la visita. Un abrazo.

      Eliminar