lunes, 18 de mayo de 2015

SEPIA CON PATATAS



Cocinar es para mi una auténtica terapia. Me meto en mi cocina, cierro la puerta, enciendo la campana extractora, y que el mundo siga su curso, yo estoy cocinando. Todos tenemos días en los que todo nos sale al revés, en los que el trabajo ha sido más que pesado, en los que se te ha escapado el tren delante de tus narices, en los que por ir a contrarreloj nos hemos dejado el móvil o la comida en casa, o en los que empieza a llover y no llevas paraguas... en fin, días en los que llegamos a pensar que hubiera sido mejor no levantarse. Pero somos humanos y nuestra rutina nos exige seguir haciéndolo, no desistir, aunque cueste. Por suerte, también existen esos momentos de desconexión, tan puntuales como necesarios, esos momentos en los que desaparecemos y nos dedicamos a darnos el placer de hacer aquello que más nos gusta, y qué bien nos sienta, tanto física como mentalmente.
Unos salen a correr, otros duermen hasta las tantas, otros ven su serie favorita y otros leen un buen libro.. Y yo, yo cocino. Me encanta leer, me encanta hacer deporte y me encanta pasar tiempo rodeada de los míos, pero por encima de todo, lo que me ayuda a equilibrarme es cocinar. Fuera preocupaciones, fuera estrés, y dentro imaginación, buena mano y buenos ingredientes. Lo demás siempre acaba saliendo solo.
Ayer empezaba mi fin de semana. Después de una semana de mucho caos y faena en el trabajo, el cuerpo y la mente me pedían cocinar. Y yo no soy quien para llevarles la contraria...
Cuando te pasas la semana entera comiendo de tupper, el fin de semana te apetece algo más trabajado, algo hecho con más tiempo, ese "xup xup" de los platos de cuchara. los sabores de toda la vida.
Teniendo unas potas preciosas y enormes de sepia en el congelador desde hacía ya un tiempo, se me ocurrió que podría darles salida haciendo un guiso de lo más tradicional, las patatas con sepia. Un auténtico homenaje al paladar y a mi madre, por supuesto, que le sale de vicio y es a quien le debo la receta.
El guiso en si es muy fácil de hacer y resulta un plato muy equilibrado y con un sabor a mar delicioso, pero como todos los guisos, de un día para otro está aún más rico. Así que, si tenéis tiempo, merece mucho la pena dejarlo reposar toda la noche.
En fin, no me enrollo más, lo siento.
Espero que os guste.




Ingredientes (para dos personas):
400 gramos de potas limpias
400 gramos de patatas
Media cebolla
2 dientes de ajo
4 cucharadas soperas de tomate natural triturado
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
Sal, pimienta, romero y perejil picado, al gusto.
2 y 1/2 vasos (200ml) de agua
1 vaso (200 ml) de vino blanco

- Ponemos una olla a fuego medio con las dos cucharadas de aceite de oliva. Mientras, vamos picando la cebolla, el  ajo y las potas limpias.
- Cuando el aceite esté caliente, añadimos el ajo y la cebolla y dejamos cocinar 5 minutos, dándole unas vueltas. Pasado ese tiempo, añadimos también las potas.
- Mientras las potas van soltando su agua y cocinándose, lavamos, pelamos y troceamos las patatas en dados irregulares no muy pequeños. y cuando el agua de las potas haya desparecido casi por completo, las añadimos a la cazuela y damos unas vueltas más.
- Dejamos cocinar un par de minutos sin parar de mover, añadimos las especias y la sal al gusto  y cubrimos con el agua y el vino.
- Dejamos cocinar unos 40 minutos más o menos, o hasta que las patatas estén tiernas y la cantidad y el espesor del caldo estén a nuestro gusto.
- Por último, apagamos el fuego y dejamos reposar al menos una hora. Servimos espolvoreado con perejil picado.




Notas:
- Mi madre también solía añadirle media pastilla de caldo de pescado a este guiso, pero yo casi nunca lo hago, me gusta así. Si se le añade, habrá que reducir la cantidad de sal.
- Con unos guisantes y/o unas zanahorias, este guiso queda aún más rico y más completo. Merece la pena añadírselos si los tenéis a mano.

¡Feliz inicio de semana! Gracias por las visitas y los comentarios, intento siempre sacar un ratito para responderlos a todos :)

16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Si Lolines, media barra cae seguro jeje. Un saludo.

      Eliminar
  2. Cocinar es una buena forma de relajarse, al menos para las que nos gusta la cocina,
    El guiso que has hecho de sepia con patatas es muy rico, uno de los que me gustan mucho, aunque reconozco que hay pocas coasa que no me gustan.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta casi todo Ana, y guisos como este sientan de maravilla. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que bien lo explicas,a mi tambien me relaja,coincido contigo.Un beso.Muy rico el guiso!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Mariluz, me alegra que te guste.

      Eliminar
  4. Hola Débora!! para mí cocinar también es una terapia, me olvido de todos los problemas, me centro en cocinar y se me pasan todas las preocupaciones!!! con respecto a la receta, me ha encantado este guiso de patatas y sepia te ha quedado un plato muy sano, sabroso y delicioso!! Besotes

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien quiere psicólogos teniendo cacerolas jejeje. Me alegra que te guste Elena, la verdad es que es uno de mis guisos favoritos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Te ha quedado riquísimo este guiso tan marinero. A mí me encantan aunque los tomamos solo de vez en cuando porque mis padres tienen que vigilar un poco la dieta por problemas de salud. Una delicia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, como todo en la vida, haces bien en disfrutarlo con medida, el equilibrio es la clave y merece la pena no renunciar a platos tan ricos :) Un saludo Alicia, y gracias!!

      Eliminar
  6. Jo encara no m'he ficat massa amb el tema dels guisats, però aquest de sèpia amb patata el tinc pendent de fa temps, ha d'estar tan bo!! hauré d'aprofitar que han baixat les temperatures per ficar-m'hi, per mi la cuina també és un relax ;). Un petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doncs Eva no perdis més temps!! jejeje els guisats són molt molt molt més fàcils que la gran majoria de plats que fem, de veritat, i a més estàn boníssims!
      Un petó maca, i gràcies!!

      Eliminar
  7. Que plato calentito que me encanta, apetece ya que por Alicante hace fresquito.Bssss

    ResponderEliminar
  8. Este tipo de platos me gustan muchísimo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te entiendo Amparo, yo soy igual, adoro los guisos. Un abrazo, y gracias por tu visita.

      Eliminar